domingo, 27 de enero de 2019

Mklinking con Windows 10

- El título de esta entrada parece un trabalenguas
- Yo lo leo eme-ka-linking con güindous diez
- La parte de Windows estaba clara
- No estamos conformes nunca, coñe...

Algunos de vosotros sabéis que uso habitualmente (tal vez menos habitualmente de lo que pretendo) una 'oficina móvil' que tiene como elemento fundamental un tablet con windows 10.
- Tienes un surface
- No, es un Chuwi Hi8 Pro
- ¿Chuwi?
- Sí, además de salir en Star Wars, Chewbacca hace tablets...

Efectivamente, este aparato que ya tiene unos añitos es de la época en que había más tablets con windows de los que hay actualmente. Hablamos de procesador Atom, 2GB de RAM y 32 GB (cuestionables) de disco. Y en mi caso, venía con doble partición para arrancar indistintamente Android o Windows.
- ¿Metías Windows 10 en 16GB?
- En realidad eran 14...
- ¿Y cabía?
- He aquí parte de la historia...

Efectivamente, la mitad de un disco de 28GB efectivos se le antoja muy corta a Windows 10. Supercorta. Fatal, vaya. Y a partir de un determinado momento, el señor Windows Update indicaba con su gracejo habitual que no iba a actualizar más.
- ¡Ha ocurrido un error!
- Windows siempre tan claro
- ¡Pero es que ha ocurrido un error! ¡Búscate la vida!

Pues sí, buscando la vida y como todo el mundo puede suponer, era un problema de espacio. No había sitio suficiente en la unidad de Windows para bajar los archivos de actualización (que deben estar en la unidad de Windows) para poder actualizarse.
- A ver... Tienes 14GB de disco, 10 GB ocupados por Windows, necesitas 4GB de descargas y 7 adicionales para instalarlo.
- Ajá
- Todo eso suma 21GB
- No-ca-be

La aritmética básica no mentía: no había sitio suficiente. Así que acabé por los foros habituales que un fabricante como Chuwi puede tener... Vamos, que tuve que escarbar bastante. Al final, por suerte, encontré una entrada con las imágenes del disco original sin Android (que al final no lo usaba) de manera que podía contar con 28GB sólo para Windows.
- Te podrás quejar, 28GB para ti solito
- Sabes que me los voy a comer con patatas...
- Y sin ellas, desde luego

Pues después de poder instalar en el tablet la versión particionada con sólo Windows y tras esperar horas a que se actualizase, pude comenzar a utilizarlo con cierta frecuencia como oficina móvil.
Estupendo.

Pero claro, con el tiempo ni el disco del tablet ni la tarjeta SD de 32GB adicionales le parecían suficiente a Windows para actualizar... 
- Quiero actualizar
- Actualiza
- Espera, que me lo bajo todo
- Vale
- No puedes actualizar porque no tiene espacio
- Me dijiste que necesitabas 7GB, tienes 9GB libres. ¿Qué estás haciendo?

Total, que estaba un servidor pensando en que se quedaría con una versión anticuada de Windows 10... Pero sabéis que otra cosa no pero cabezón lo soy bastante. E investigué.

Y resulta que al final encontré qué carpetas utiliza Windows para bajarse las actualizaciones... Y le engañé, haciendo que esas carpetas estuviesen en la tarjeta SD con un mklink, que no es otra cosa que un enlace de una carpeta a otra transparente para el sistema operativo.
- ¡Agh! ¡Me has engañado con mis propias armas!
- No contabas con ello, Flanagan.
- Te voy a actualizar el tablet, pero mi venganza será terrible
- Estaré preparado, forastero

Y efectivamente, ahora se descarga las actualizaciones a la tarjeta SD y tiene sitio suficiente para actualizar el disco local... Hasta que Windows 10 ocupe más de 28GB, claro.
Por no aburriros no indico los detalles pero si os encontráis en una situación similar avisadme y os paso la trampa.

Mucho cuidado con Windows.


No hay comentarios:

Publicar un comentario