viernes, 19 de febrero de 2016

Gamify yourself

It's me, Mario!
La musiquilla de los diferentes juegos de Mario tal vez sea una de las más pegadizas y reconocibles del espectro videojueguil mundial. Personalmente, Super Mario World para la Super Nintendo es mi preferido.

Y a pesar de las diferencias evidentes entre un videojuego como los de Mario y un Excel o un programa de correo, mi madre siempre me pregunta lo mismo cuando me ve delante del ordenador:
-Hijo, ¿estás jugando o estás trabajando?

Tal vez si me dedicase a la programación de videojuegos podría contestarle hábilmente con un:
-Las dos cosas, mamá

Pero al ser como Chandler Bing y que la gente no sepa a qué te dedicas salvo a que estás todo el día con el ordenador, no puedo. Es lo que tiene toda la informática corporativa. ¿Toda? Toda no. Un número cada vez mayor de aplicaciones se están 'gamificando'.

-¿Gamifiqué?
-Gamificando
-¿Y eso qué es, volverse un gamo?
-En tu caso podría ser...

Pues no, no es una transustanciación en la madre de Bambi. La ergonomía de los sistemas móviles ha afectado muchísimo al look and feel (eso que viene a ser el aspecto y la ergonomía) de las herramientas corporativas. Ahora todo debe ser guay, debe recordar la modernez de los entornos móviles y su facilidad terrorífica de uso, con entornos limpios y de botones gordos (para dedos acusadores gordos). Cualquier cosa que no sea así, independientemente de su edad, parece sacado de los 80 y no mola.

-Mira qué chuli
-Tiene un difuminado gouraud
-¿Y?
-Hace 10 años ya estaba pasado de moda. Ahora molan los colores lisos.
-¿Y para eso una paleta de millones de colores? Habría pasado con una EGA
-EGA... Se me humedecen los ojos...
-Ya pasó, ya pasó...

Pero además de tener un aspecto y ergonomía de videojuego, muchas aplicaciones potencian los aspectos lúdicos, incluyendo características de los videojuegos como moneditas, experiencia, niveles de experiencia o top players.
Por ejemplo, Zurmo, un CRM que uso, tiene una clasificación interna de puntos derivados de lo bien que lo haces... Y encima te pica diciéndote quién te gana...

-No molas...
-Ya
-Paco mola más
-Paco es idiota
-Pero mola cantidad
-...
-Pero si pasas la visa puedes comprar moneditas premium y machacar a Paco...
-Lo que me faltaba...

Algo así como aquel juego de la bolsa que hice en su día (arcplay) y que pasó con poca pena y poca gloria por internet... Pero si queréis jugar aún hay una versión colgada, decidme y os apunto...

-Te estás yendo del tema...
-Eso no es un problema en IA
-Sólo lo advertìa gamificamente
-Uala, hemos inventado el blog gamificado
-Ya... Sigue buscando

Pero sí, las herramientas tienden a ser más 'mobile-like' en un intento de ser más intuitivas. Algunas lo consiguen y otras la verdad es que ni lo intentan... Se me ocurren varias del segundo grupo que aún siguen en los 80...

¿Es la gamificación la verdadera revolución de las herramientas más allá de que hagan mejor o peor las cosas? ¿Es un paso intermedio hacia aplicaciones de realidad virtualizada? ¿Por qué ciertos fabricantes siguen emperrados en sus aspectos del pleistoceno inferior? ¿Volverá el sombreado gouraud a nuestras vidas? ¿Y la XGA?

Me echaré unas partidillas al Super Mario buscando ideas para cuadros de mando... O tal vez mire un cuadro de mandos y le enchufe el mando de la play... A veces uno no sabe dónde están los límites...

El tiempo lo dirá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario