jueves, 24 de diciembre de 2015

Síndrome de Santa Claus

-Dame pistas, venga...
-Vale... Es gordo
-Bud Spencer!
-No... Trabaja hasta muy tarde...
-Bud Spencer!
-Tú eres muy tonto... Lleva barba...
-No me engañas, Bud Spencer!
-...

El caso es que tal día como hoy, Nochebuena, uno llega con trabajo pendiente que debería estar para Navidad y dado mis parecidos descriptivos con Santa Claus de gordura, barbura y tontura, me doy cuenta de que sufro su síndrome...

¡Y no es la primera vez!

Como decía, este síndrome consistiría en la complicación de realizar entregas justas antes de las fechas navideñas... Haciendo que muchas veces ante una posible demora nos encontremos teniendo que currar un montón justo antes de Navidad... Como Santa Claus, vaya...

-Navidad es todos los años
-Me refiero a años en que debería acabar cosas para Navidad
-Tú eres consultor, no?
-Sí
-Mírate el contrato...
-Miércoles...

Además este año la postal navideña de mi empresa decía que no había que pedirle a Santa Claus lo que se le podía pedir a mi empresa... Había que ponérselo fácil a Santa Claus este año a costa de no ponérnoslo fácil nosotros...
-El eslogan es muy bueno
-Ya
-Y el dibujo muy currado y original...
-Ya...
-No me digas que no te gusta...
-Lo has dibujado tú, verdad?
-Un poquito...
-No se nota
-Verdad?

Pero bueno, aunque durante varios años me haya inventado síndromes y parasíndromes relacionados con la informática, aún no los había relacionado con las fechas que vivimos... Así que con síndrome de Santa Claus o no, pasad unas Felices Fiestas y si podéis, que él trabaje por vosotros.

Feliz Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario