viernes, 11 de diciembre de 2015

Entropía

-Entropía, aquel país desconocido...
-Eso es de Star Trek y era con el futuro...
-Ehm... Había un montón de gente y entraron a la tienda entropía...
-Si acaso será en tropel, no entropía...
-Ehm...
-Venga, sigue...
-Me estás entropiaaaaando...
-¿En serio?

Entropía es una palabra que como se puede ver tiene multitud de usos cotidianos. ¿Quién no conoce a alguien que se llame Entropía María o que haya estudiado entropía aplicada?
-Por el momento no has dicho más que tonterías...
-Lo habitual, ¿no?
-La primera verdad que dices.

La entropía es un término aplicado generalmente a la física que define el nivel de homogeneización de un cuerpo, sustancia o área espacial. Vamos, si todo está bien mezclado y del mismo color o hay tropezones. La entropía es máxima cuando todo es perfectamente homogeneo.

-Un martini, por favor. Removido, no agitado.
-Pero eso es mala entropía, señor Bond
-¿Has acabado de camarero con una carrera de física?
-Déjelo, mi vida es muy triste...

El caso es que estaba filosofando yo en el Ave al respecto de lo terrenal y lo divino en cuanto a que el universo tiende hacia una versión cada vez más compleja de sí mismo, comenzando con la energía, siguiendo con átomos de hidrógeno y llegando a átomos terriblemente más pesados para formar, entre otras cosas, a nosotros.

Nosotros, que para decir un simple Hola necesitamos de millones de células en sincronía perfecta, células cerebrales, musculares, complejas reacciones químicas, aprendizaje, tempo y ejecución... Si lo pensamos, una complejidad terrible.
-Y tú aprovechas tu complejidad terrible para escribir tonterías
-Tonterías complejas, ojo...

Vosotros conocéis mi mantra 'The simpler the better' en proyectos informáticos. Lamentablemente (para el mantra) la informática cada vez es más compleja, incluyendo capas de hardware camufladas bajo capas lógicas de procesos y servicios que pierden la perspectiva de lo que hay debajo... Igual que nos pasa a nosotros con nuestra consciencia, somos incapaces de llegar a nuestro código fuente, a nuestro hardware primario.

Y lo que voy viendo es que en virtud de una mayor facilidad de uso se montan auténticas virguerías bárbaras (o barbaridades virgueras, como se prefiera) que hacen complejos los proyectos y sistemas.

-Hace tiempo para un 'Hello, world' sólo hacía falta una línea de código.
-Ahora la cosa es un poquito diferente...

Aquí entonces llega la entropía, como exponente de máxima complejidad homogenea en todos los sistemas, provocando sin quererlo que en un futuro haya que hacer ingeniería inversa para acabar de saber cómo funcionan las cosas a niveles infinitesimales informáticos... Porque nadie se atreverá a meterle mano.
-¡Hemos acabado la secuenciación!
-¿Haces pruebas de ADN? ¿Tú no eras informático?
-La secuenciación del kernel de la base de datos...
-Eso es jugar a ser Dios...
-Ahora le pondremos parches directamente al núcleo y aparecerá una base de datos mejorada...
-Reitero mi afirmación anterior...
-Hubo unos tíos que fueron dioses... Y construyeron estos programas...
-Oye, ya que te pones... Lo de secuenciar el Essbase... ¿Que te parecería?
-Invalid Function Call
-Ya, eso me pensaba...

Espero que todos, poco a poco, podamos abandonar la idea de conocer toda la informática igual que un neurocirujano no se mete en gestiones traumatológicas o psiquiátricas... Por traumático que pueda parecer para aquellos que somos informáticos informáticos. Disfrutemos de la conplejidad que hace nuestra profesión entrópicamente más interesante.

Mucho cuidado ahí fuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario