viernes, 17 de enero de 2014

Proyectosh Informáticosh

-Hola, amigosh y ciudadanosh. Sheguramente osh preguntaréish qué hace el preshidente del gobierno en el blog de IA... Y obviamente no lo shabéish porque no hace falta que lo shepáish... Shalvo por el hecho de que el gobierno participa activamente en todosh y cada uno de losh proyectosh informáticosh que she desharollan en eshte nueshtro paísh... Aunque no osh déish cuenta, esh nueshtra contribución al I+D eshpañol..
-¿Pero qué haces tú aquí, hombre? ¡Largo! ¡Fus!

Te dejas la puerta abierta y se te llena la casa de bichos... Pero nuestro presidente tiene parte de razón en que el gobierno está, de una forma un tanto particular, en todos y cada uno de los proyectos que desarrollamos, sean informáticos o no. Como este blog al final trata de informática, nos centraremos en los informáticos.

-No me lo esperaba...

Todo esto empezó un día no hace mucho cuando estaba calculando un precio para una oferta y como tenía pilas nuevas en la calculadora pues me dio por hacer cálculos (matemáticos) con ella, siguiendo una lógica que creo que os va a sorprender aprovechando que el gobierno, además, se plantea subidas de IRPF y otros tantos impuestos.

-¡Ah, palabra maldita, has dicho lo innombrable!

Aunque todos pagamos impuestos, nunca te sueles parar a pensar desde el punto de vista de un proyecto dónde va el dinero que el cliente paga. Pero comencemos por el principio.

Vamos a suponer que tenemos un proyecto que dura nada menos que un año de una persona. Vamos a suponer que esa persona es Paco.

-Hola, Paco
-Hola
-¿Qué te parece que hagamos el ejemplo contigo?
-Pues ni me va ni me viene porque como soy un ejemplo virtual ni sufro ni padezco
-Vale, ésa es la actitud...

Paco tiene un sueldo bruto en la media del profesional de la informática. Por poner una cifra redonda, digamos que 25000€ brutos anuales. Paco tiene 30 años y no tiene hijos, por lo que no se desgravará por ellos. Según un excel que me bajé de la Agencia Tributaria con los tramos del IRPF de 2014, en estas circunstancias Paco percibirá 19.388€ netos durante el año. El resto son impuestos.

-Paco, el gobierno se te lleva el 22,4% de tu sueldo en impuestos.
-Pues qué bien.

El caso es que cuando calculas la tarifa no lo haces sobre el sueldo bruto sino sobre el sueldo bruto y la seguridad social, que ronda el 30% del sueldo bruto (por hacerlo redondo). A la empresa de Paco, Paco le cuesta 32.500€.

-Paco, de lo que le cuestas a la empresa, el 40,3% son impuestos y tú te llevas el otro 59,7%.
-Hay matrimonios en gananciales con más separación de bienes...

Pero claro, como los proyectos no suelen ir a coste, la empresa de Paco le carga un margen. Por poner un margen estándar supongamos que es el 30%, por lo que la facturación de Paco en ese año debería ser de 46.248€. Con ese 30% la empresa de Paco paga a sus jefes, staff, alquiler, etc y, si hay suerte, da beneficios a los socios.

Bueno, pues a esta cantidad le añadimos el IVA y queda en 56.178€, que es el precio que debería tener el proyecto formalmente y entonces vienen los porcentajes dolorosos:
-La empresa de Paco se lleva el 24,7% del precio del proyecto.
-Paco percibe el 34,5% en sueldo neto del precio del proyecto
-El estado percibe vía impuestos directos e indirectos el 40,6% restante.

Por lo tanto, ante una colaboración de una persona, el precio final a pagar es casi el 300% de lo que percibe esa persona (para empezar)... Y el estado es el que más dinero se lleva en todo este proyecto sin ni siquiera asistir a las reuniones de seguimiento (cosa muy grave). Si además contamos que del margen de la empresa de Paco seguro que el estado pilla algo de otras nóminas o del IAE, igual vemos que se lleva el 45 o el 50% del total del precio.

Pues como parece que al final tampoco les llega, pretenden subir el IRPF.

-...

Vosotros no lo podéis ver, pero Paco acaba de transformarse en el increíble Hulk en cuanto le he hecho partícipe de los datos...

Es cierto que esta visión es un poco sesgada y que al final esos impuestos pagan otras cosas pero parece absurdo que una empresa que compre un proyecto por 56.178€ dedique más del 40% de este presupuesto a construir carreteras, educación, sanidad... (léase con sarcasmo) cuando en realidad no tienen nada que ver con el proyecto en sí.

¿No debería plantearse la casta política que es un sinsentido y que se podría ser mucho más competitivo (tanto en servicios ofrecidos como recibidos) si este proyecto tuviese una presión fiscal menor?

-Puesh hay otrosh paíshes con preshiones fishcales mayoresh...
-¿Otra vez me he dejado la puerta abierta?

No os hagáis muy mala sangre con estos datos y feliz fin de semana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario