miércoles, 6 de noviembre de 2013

El plan R

- Capitán, la cosa pinta muy mal...
- Kowalsky, opciones.
- Deberíamos pasar al plan B
- Rico?
- Gra gra gl gla!
- Private?
- Yo sólo quiero ir a casa...
- Seguiremos con el plan A
- Pero capitán...
- Ni peros ni gaitas

Los pingüinos de Madagascar son un claro ejemplo de diferentes roles en un equipo de proyecto:
- Un jefe de proyecto capaz pero con tendencia a obstinarse
- Un especialista que siempre ofrece soluciones aunque a veces lo que hacen es liarla más
- Otro especialista tan técnico que nadie entiende lo que dice pero que es al que se recurre cuando ya está todo perdido
- Un junior con muchas ganas y un punto de vista romántico del trabajo

Seguramente no los habíais visto así... Es una conspiración de la Consulting International Agency (CIA) junto con Dreamworks para sugestionar a nuestros niños e introducirlos poco a poco en este mundo.

El caso es que los pingüinos, más allá de sus planes descabellados o de las idas de pinza de sus compañeros lémures, acaban teniendo siempre un final feliz de episodio muchas veces a un alto coste o con un alto peligro. Es lo que conocemos como el plan R.

- Hay que pasar al plan R
- No, el R otra vez no...
- No hay más remedio
- Por eso pasamos al plan R...

Este plan, cuya inicial no tiene que ver con que existan planes previos como el Plan A o el Plan E que no hayan funcionado, recibe su nombre por una cuestión anatómica relacionada con los riñones... Aparece en esas situaciones en que no se ha sabido o se ha podido (por incapacidad o por no darle la importancia adecuada) realizar la serie de tareas que eviten que aparezca este plan R (es una entelequia, lo sé). Cuando aparece, la situación pasa al modo de emergencia consultoril en que hay que acabar el trabajo cueste lo que cueste, lo que generalmente representa horas extra, noches y fiestas de guardar, intentando sacar el trabajo por riñones.

-Por 25 céntimos, díganos sinónimos del plan R
-Plan R
-Plan PLDY (porque lo digo yo)
-Plan PMSC (por mis santos...)
-...

Es posible evitar el plan R en un mundo tan fluctuante como el de la informática? El plan R pasa a ser r cuando ya sabes que es el único plan por aquello de que sarna con gusto no pica? Se puede llegar a planificar algo tan milimétricamente (sin hacerlo efectivo) que evite completamente el plan R? Somos los informáticos, por nuestra naturaleza, proclives a sufrir ataques de plan R igual que otros sufren resfriados crónicos?

Tengo muy claro que hay ramas de negocio más susceptibles de forma natural a este tipo de excesos generalmente relacionados más con un problema de recursos derivado de un problema económico o presupuestario. Es por esta razón por la que la crisis económica ha agudizado la situación, haciendo que aunque se planifique adecuadamente una tarea luego no esté disponible el recurso adecuado... Si es que hay alguno...

-Kowalsky?
-A mí, a mí, elígeme a mí...
-Rico? Private?
-No, a mí, a mí...
-...
-(Ojos tristones de cordero degollado)
-Está bien, Mort...

En fin... He preguntado si existía la vacuna o algún tratamiento en pastillas para curarme el plan R pero por el momento la única solución que han sabido darme es poner la otra mejilla o bien contar con siete o más cifras (sin decimales) en el banco... Así que tras la resaca Halloweenística y como si de un monstruo de la noche se tratara, sólo me queda tratar de huir de su gélido abrazo...

Plan R, aquí te espero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario