viernes, 18 de octubre de 2013

Termópilas informáticas

- Espartanos, cuál es vuestro oficio?
- Au, au, au!
- Dejad de quejaros, leñe!

300 marcó un antes y un después en cuanto a adaptación de un comic se refiere y en la utilización de imagen digital, posteriormente imitada en las series de Espartaco, por ejemplo.

El caso, por si no lo sabíais, es que en realidad había unos cuantos más de 300 espartanos. Cada uno de ellos contaba con uno o más escuderos / sirvientes aparte de la inestimable ayuda de los arcadios. En total, según las fuentes históricas, el ejército que se enfrentó a Jerjes fue de unos 6000 hombres... Que comparado con los miles de éste tampoco es que fuese una barbaridad... Pero la fama (y muchas de las tortas) se las llevaron Leónidas y su guardia real.

-Hoy no morirá ningún espartano!
-Au, au, au!
-Matad al que se queja tanto!
-Pero dijiste que no moriría ningún espartano...
-Miércoles...
-Jaaaaa-Jaa
-Cállate, Nelsonios!

A estas alturas ya estaréis pensando que si voy a comparar a los informáticos con fuerzas de élite de la antigüedad, que si nos enfrentamos a retos imposibles a veces, que si nos rodea una mitología particular, que si todos tenemos tableta de chocolate... En fin, lo típico que todos sabemos.
Pero no, no hablaré de esas verdades (de momento) sino del hecho del trabajo encubierto en los proyectos informáticos.

-Te voy a pagar hasta 300 por este proyecto
-Siento decirte que por lo menos necesitaremos 6000 para que salga
-Pues yo sólo pagaré 300
-Bueno, te traeré unos megacracks que plantearán el proyecto y luego algunos más juniors para que encaje en tu propuesta económica
-Pero que lleguemos en plazo
-Sí, claro, sólo faltaría

Los megacracks son (somos) muy buenos pero a veces el ratio entre la guardia de Leónidas y el ejército de Jerjes es demasiado malo, incluso incluyendo a esos escuderos que con mucha voluntad pero algo menos de pericia tratan de enfrentarse a semejante reto.
Nos complicamos la vida a la hora de aceptar proyectos con rendimiento final cero para evitar costes de gente parada? Por qué los clientes se basan en su presupuesto a la hora de valorar un proyecto en lugar de lo que realmente hay que hacer? Se puede valorar con el cliente un esfuerzo o siempre hay que decir lo que vale? Cuántos espartanos y no espartanos se han quedado en las Termópilas informáticas de proyectos que en el fondo se sabe que no se llegará fácil? Existe el proyecto al que se llegue fácil?
-Espartanos, alimentaos bien porque esta noche cenaremos en el infierno!
-Ueee, spaghettis a la diavolo para mí!
-Au, au, au!
Igual estoy muy filosófico para ser viernes, pero viendo la perspectiva de mi agenda y los cambalaches que nos hacen hacer algunos clientes me planteo si estoy en el bando de Jerjes o en el de Leónidas, sabiendo que si estoy en el lado espartano soy un crack que me quedaré en el proyecto o si estoy en el persa necesitaré de demasiada masa de ejército para algo pequeño pero complicado...

-Nuestras flechas cubrirán el sol!
-Pues lucharemos a la sombra...
-Au, au, au!

1 comentario:

  1. Parece que nuestras semanas vayan de la mano. Yo estoy en el lado de Leonidas... si salgo bien parada sera un milagro que me costara un huevo y parte del otro (ay! no... que ademas naci mujer en un mundo informatico) pues me costara lo que sea, y luego lo arreglaremos lo que se puedda con maquillaje.

    ResponderEliminar