viernes, 25 de octubre de 2013

Rerruedear la inventa

El troglodita Ugh estaba en racha. Después de haberse sacado el grado superior en análisis y desarrollo de fogatas (especialidad campestre) se dedicó a la investigación. Miró la naturaleza, observó que las piedras redondas llegaban más lejos que las cuadradas a la hora de hacerlas deslizar y...

-Petanca! Ugh petanca!

Efectivamente fue el inventor de la petanca primitiva, porque en aquella época con 30 años estabas jubilado (cotizando lo justo) y con 35 solías estar muerto. Fue su hijo Agh el que después de asistir a varios campeonatos interregionales de la FPI (federación de petanca interregional) se fijó en que podía utilizar el descubrimiento de su padre para su propio beneficio.

Así que hizo lo que todo fabricante industrial hace con una idea: agrandarla. Agh esculpió bolas de petanca gigantes y las hizo rodar montaña abajo hasta la pista de petanca, acabando con su padre, su compañero de equipo, el equipo contrario, la FPI y de paso enterrando la petanca en el olvido hasta que los paleontólogos la redescubrieron varios milenios más tarde.

-Agh!

Apesadumbrado por lo que había hecho (cargarse a su padre, que la petanca en sí le resbalaba), decidió hacer lo que hacen todos los fabricantes después de hacer grande una idea: miniaturizarla.

Y así Agh inventó las canicas y fueron éstas las que sustituyeron a la petanca durante una época.

-Agh canicas! Canicas!

Tan contento estaba el hombre primitivo que jugaba a todas horas a las canicas, para descontento de su mujer...

-Agh cama Yaa!
-Agh canicas! Canicas!
-Yaa!
-Agh cariño...

Y fue años más tarde que Agh encontró su propia muerte al resbalar con su colección de canicas marca Aghme (porque siempre las tenía tiradas por ahí...) para descontento de su hijo Gor que pudo vislumbrar la física por la que el físico de su padre se rompía la crisma contra el empedrado de la cueva familiar.

Gor quedó impresionado de tal tastarrazo y durante varios años las canicas cayeron en el olvido hasta que, habiendo entrado a trabajar en el campo se veía obligado a cargar demasiado peso se acordó de cómo se le partía el espinazo a su padre gracias a las canicas.

-Gor canicas! Canicas!

Y fue así como después de un par de años (se tomaban su tiempo en aquella época) dándole vueltas (precisamente), Gor invento la rueda con eje para deleite de la entonces incipiente industria automovilística.

-Gor rueda! Gor! Rueda! GorYear!

Después, con el tiempo, la técnica y la tecnología han mejorado el diseño de Gor hasta nuestros días, pero no podemos olvidar que hicieron falta dos muertes y basarse en diseños anteriores para llegar a algo redondo (en su ejecución y proceso, no en su forma).

Podemos observar entonces que desde los tiempos prehistóricos se ha evolucionado mucho...

-Discutible, conozco muchos que...

... Pero el caso es que la informática en general y los proyectos de BI en particular no lo han hecho. Cada vez hay que reinventar la rueda y hacerlo todo de nuevo.

Es sólo la experiencia de las personas involucradas en el proyecto la que hace que se pueda reciclar algo de experiencias anteriores e incluso hay clientes que obligan a firmar cláusulas de confidencialidad draconianas conforme te vas a olvidar de cualquier cosa que hayas hecho en el proyecto en cuanto lo acabes...

-Oye, que el proyecto da un error...
-Ah, pues ni idea
-Pero si lo desarrollaste tú
-No me acuerdo de nada por contrato...
-...

Por qué no existen soluciones de BI más cerradas funcionalmente que hagan que el punto de partida no sea siempre el punto cero incluso trabajando siempre con la misma herramienta? Por qué son tan diferentes las necesidades y los modelos de análisis de empresas parecidas? Habría que hacer un marco legal que estableciese un plan analítico igual que se establece un plan contable? Serviría de algo si al final hay análisis que van más allá de lo contable?

Y todo eso por no hablar de sistemas en paralelo que realizan trabajos parecidos para que uno no ensucie al otro con sus datos...

En cualquier caso, el troglodita Gor se partiría el culo a reír si nos viese con la droja-no-colacao del chamán de la tribu inventando y reinventando varias veces lo mismo... Desde luego el trabajo de consultor es peligroso de narices si lo vemos bajo ese prisma...

En fin, reciclad lo que podáis y pensad que si bien no hay soluciones pret-a-porter vuestra experiencia en sastrería es lo que hace que muchos clientes tengan trajes a medida que les quedan niquelados.

-Gor traje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario