miércoles, 18 de septiembre de 2013

Teeeeeeletrabajo

El espacio... La última frontera...
Estos son los viajes de la nave estelar Enterprise en misión permanente... Bla bla bla bla...

Pues sí, el espacio... Hay algunos cacharrines en el espacio y en los últimos días uno de ellos ha sido noticia.
Hablamos del Voyager I, lanzado hace 35 años al espacio, moviéndose veloz a 17 km/s y que ha alcanzado la frontera plasmática del sol (la llamada heliopausa) para internarse en el medio interestelar de la nube de Oort. Hablamos de algo que está a nada menos que 17 horas luz de la tierra, convirtiéndose en el objeto fabricado por el hombre más alejado de la Tierra. Todo un logro de la ingeniería.

-Jjjjjj... Me aburroooo...

Pero claro, este artefacto es no tripulado, así que se controla desde la tierra con muuuuucha paciencia. Es el ejemplo más extremo de teletrabajo que existe:

-Ingeniero Roger, dile al Voyager I que haga una foto y la mande
-Roger, señor
-Cuándo estará?
-Dentro de 35 horas...
-Tanto?
-Roger, señor

Y en esas 35 horas el Voyager I habrá recorrido dos millones y pico de kilómetros más, haciendo que el ingeniero Roger rebata el récord de teletrabajo. Para el profano en distancias astronómicas, es cinco veces y cuarto la distancia de la tierra a la luna.

Pues bien, este artefacto presenta dos curiosidades:
- 35 años de batería, con esperanza de llegar a los 50 (ya conocéis mi obsesión con las duraciones de las baterías)
- Una capacidad de comunicación de hace 35 años por radio a 160 bps (20 bytes por segundo, 0.000160Mbps, de bajar películas mejor no hablamos) que deja al alcance wifi de tu router en paños menores de la misma manera que el router le pule en velocidad...

Planteémonos pues el último caso: Es posible que la vpn con el Voyager I sea mejor a 120 unidades astronómicas que una vpn desde tu casa con un adsl doméstico a un cpd a, pongamos, 100 km teniendo en cuenta la diferencia de varios órdenes de magnitud de velocidad? Siendo así, no tendría más sentido que un porcentaje mucho más alto del trabajo se hiciera en remoto? A fin de cuentas muchos van a la oficina y se pasan el día conectados por vpn, respondiendo mails y hablando por teléfono, con poco o nulo contacto personal laboral cara a cara. Hay que ser flexible con el presencialismo? Hay que hacer un test de disciplina con el trabajo para ser susceptible de ser teletrabajador?

Sólo os diré que cuando tengo que trabajar (intensa y/o urgentemente) me quedo en casa... Ir a la oficina te llena de distracciones y/o peticiones:
-Ya que estás, haz esto
-Ya que estás, haz lo otro
-Ya que estás, podemos comentar una cosa?
-Quién es ese tal Jacques Thas? Qué máquina el tío...

Igual soy un privilegiado por poder hacerlo más o menos alegremente... Pero no creéis que, filosóficamente, si el trabajo se hace cuando toca desde donde se haga es indiferente?

Qué opináis al respecto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario