lunes, 1 de julio de 2013

Vacaciones cuando no toca

-Y tú cuándo haces vacaciones?
-Buena pregunta...

La respuesta más habitual para este caso suele ser últimamente 'está la cosa para cogerse vacaciones' o 'cuando se pueda'. Efectivamente el que suele ser un mes más o menos pacífico en el que no se suele pinchar o cortar demasiado y sólo dejarse llevar hasta septiembre se me está comenzando a atragantar un poco cual chiringuitera porción de tortilla de patatas rancia.

-Ración de vacaciones?
-Para mí... Oiga, esto qué es?
-Guarnición de cinco semanas de espera...
-Es que yo sólo quería las vacaciones...
-Pues vienen con el menú... Quiere una tapa de vacaciones solas?
-Por favor...

Efectivamente, las vacaciones se antojan lejanas cuando el calor comienza a apretar (para disgusto de meteorólogos franceses a los que no me gusta olvidar) y es fácil y hasta necesario otras veces tomarse algún día suelto de merecido asueto como avanzadilla y efecto red bull.

Cogértelo no tiene por qué afectar a nada... O sí. El resto del mundo sigue girando y dando por... este... generando negocios... Negocios que llegan en su versión electrónica a tu teléfono con internet chachiguay que te has olvidado de apagar...

-Uhmmmm... La fuerza es intensa en ti... Deja que el lado oscuro te seduzca...
-Oiga, que no le conozco de nada...
-Tú no... Pero tu móvil sí...

...Y te atrae... Irresistiblemente... El icono de la barra de notificaciones te molesta como un trolebús en un ojo... Y miras el correo... Y te das cuenta que más que de vacaciones estás en algo que a mí me gusta llamar 'la reserva': no estás en la oficina, no trabajas físicamente, sueles tener cierto delay con las comunicaciones pero estás al tanto de mails y llamadas en una especie de guardia no sea que pase algo y tengas que intervenir o alguien no te tenga la consideración que mereces (y no le hayas advertido al respecto de tu día de asueto).

-Ya será menos...

Lo es... De hecho la mayoría de las veces lo es. Pero sólo por esa vez que no estuviste o que sí estuviste y eso hizo que cambiara el resultado de una operación (para bien o para mal) hace que no estés del todo offline en esos días sueltos... Y que cuando preguntes a los clientes cuándo se toman vacaciones muchas veces lo hagas para hacerlas coincidir sabiendo que no te llegará nada peligroso al móvil...

-Dingdong! Whatsapp de la suegra!

...O casi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario