viernes, 7 de junio de 2013

Sincronizado sin sincronía

-Dónde estuvo usted la mañana del 27 de marzo?
-Mi outlook dice que haciendo una presentación a un cliente.
-Si lo dice el outlook, absuelto!

Efectivamente, mi outlook es la biblia para mí. Dice dónde he estado y dónde tengo que estar. El mejor diario que he tenido con diferencia (bueno, otros usan el facebook o el twitter para colgar lo que hacen... E incluso amenizarlo con fotos).

En el momento en que tienes, además, un smartphone, urge la necesidad de sincronizar profesionalmente el teléfono con la agenda de tu pc para poder consultar on-the-fly tu disponibilidad y dársela a quien sea que te pregunte. A una semana vista no me suele hacer falta pero a más ya sí...

Pero claro, sincronizar el calendario no siempre puede hacerse de forma natural. Windows phone lo hace. Blackberry lo hace. Iphone lo hace. Android no. Android confía en la sincronozación en la nube mediante cuenta de Google asociada. No me parece mal pero yo sincronizo con un programa. No es el 'fabuloso' Samsung kies que deja bastante que desear sino el MyPhoneExplorer que es una maravilla. Y sincronizo cuando yo quiero, claro. Eso fue lo que me salvó en la siguiente situación..

En mi empresa usamos algunos un servidor de sincronización de calendarios de Outlook (podríamos usar exchange pero al final es una versión de WorkgroupShare). Este programa tiene un servidor en que aglutina la información que sincronizan los calendarios y luego la reparte a los diferentes usuarios. De cuando en cuando, algún calendario se corrompe y deja de sincronizar bien. Lo que hay que hacer es desconectar el addin de outlook, recrear el elemento en el servidor y reconectarlo.

Obviamente yo no lo hice así y obvié el primer y último punto. El resultado fue que al sincronizar luego con el servidor el addin entendió que debía borrarme todo el calendario y fue precisamente lo que pasó.

-No te veo el calendario compartido
-Es que no habrá sincronizado aún... A ver... Oh, miércoles!

La sorpresa no fue grata ni mucho menos... sobre todo porque era fin de mes y servidor utiliza el outlook para saber qué poner en el parte de horas... Y dado que uno es incapaz de acordarse más allá de dos o tres días de agenda tenía un problema...

Entonces me alegré como pocas veces de no tener el outlook sincronizado con la cuenta de google y darme cuenta que mi siempre preciada y en aquel momento más agenda histórica residía en mi móvil... Cosa que no habría pasado si los tuviera a ambos en sincronía perfecta. Así pude hacer mi parte de horas y recuperar mi agenda.

De esto aprendí varias cosas:
-MyPhoneExplorer es el mejor sincronizador de Android y outlook que existe
-Workgroupshare guarda en la papelera todas las citas que se carga (lo descubrí a posteriori con una autoproclama hacia mi idiotismo)
-Sin outlook a fin de mes estoy muerto
-Debería hacer copias de seguridad tooooodos los días

Pero bueno, como al final la historia fue con final feliz lo pude celebrar con una cerveza (qué perdices ni qué perdices...)

Mucho cuidado ahí fuera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario