martes, 17 de julio de 2012

Consultoría tecnológica: ¿sabes dónde te metes?

La última campaña publicitaria de los productos Floïd es especialmente particular, haciendo hincapié en una visión medio romántica de lo que era un recio caballero de tiempos pasados... Por lo menos la que sale por la televisión, porque en otros casos hace alarde de ciertos rasgos propios de un 'macho ibérico' que en algunos casos no hacen que nos identifiquemos con ellos.

De ella, me quedo con la frase de 'Primero cumplo, luego exijo'. Qué gran frase. Qué bien quedas cuando cumples y estás en posición de exigir, sí señor. Lo diré otra vez, que me gusta mucho: 'Primero cumplo, luego exijo'.

Como bien sabéis, y como a todo el mundo, me gusta trabajar lo necesario (ni más ni menos), pero si la ocasión lo necesita (merecer, no suelen merecerlo) uno hará lo que tenga que hacer. Y eso normalmente se traduce en un número indeterminado de horas extras o de sacrificios personales.

Cuando trabajas en consultoría, hay una serie de reglas que debes seguir, pero la primera de ellas es, precisamente, cumplir. Muchas veces, cumplir como sea.

Esto siempre puede parecer cuestionable y en algunos casos hay margen de negociación, pero en otros no. Se debe cumplir. Sin excusas ni pretextos. Es una manera de trabajar. Es como funciona este negocio (a veces, no siempre por suerte).

El caso es que cuando te metes en un negocio como la consultoría, debería saberse que existe una posibilidad (en algunos casos como el mío, más de una) que te encuentres metido en una vorágine de marrones que te va a exigir mucho dándote poco a cambio. Es el negocio. No te tienes que preguntar por qué yo, por qué a mí, por qué las cosas se hacen así. Las cosas son como son, no como tú quieres que sean. Las reglas del negocio son las que son, y están ahí para que se respeten y se juegue con ellas en la medida de lo posible, a veces usándolas como ventaja, otras como una dura losa sobre la que empotrarse de cabeza.

Vamos a poner un ejemplo muy gráfico: todos los supermercados hacen inventario una vez al mes, a final de mes. Supone que el personal del supermercado se queda hasta las tantas el último día laborable del mes. Pueden salir a las 11, las 12, la 1... Dependerá de cómo vaya el inventario. Puedes quejarte, puedes llorar, puedes berrear, pero el inventario es algo que está incluído en el tipo de negocio. Nadie se cuestiona su utilidad o que no haya que hacerlo.

En la consultoría tecnológica, te puede tocar quedarte, te puede tocar tener que cumplir más allá del deber 'standard', está incluído en el negocio como el inventario de los supermercados. Tratar de evitarlo es tratar de que el negocio sea algo que no es.

Igual que si no quieres hacer inventarios no deberías trabajar en un supermercado, si no quieres que te pase algo así, no te metas en consultoría. Y si te metes con conocimiento de causa, no tienes derecho a quejarte (salvo en el bar con la cerveza delante y arreglar de paso el país, que eso lo hacemos todos). Debes ser consecuente con tu decisión y con el tipo de negocio en el que te metes.

¿Y esta disertación por qué? Porque a mí, personalmente, me gusta cumplir. Y después de cumplir, quiero poder exigir. Pero lo que no me gusta es tener que cumplir por otro que no entiende la consultoría igual que la entiendo yo y que finalmente traiciona una parte de confianza suficiente para que finalmente no se cumpla. Seamos consecuentes, seamos conscientes de cómo funciona el negocio y apoyémonos, sin quejas, todos empujando. No soy un esclavo, soy consciente de la situación y acepto que este negocio funciona así. Ésa es la manera.

Cualquier otra cosa no es consultoría. Posiblemente mejor, posiblemente peor, pero no lo es.

Así que no os engañéis ni engañéis a otros si no sois consultores. Todos viviremos más tranquilos.

2 comentarios:

  1. Unas reflexiones muy interesantes. Es fundamental cumplir con un trabajo bien hecho, y más en el ámbito tecnológico, donde pueden salir tantos imprevistos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre confió en una consultoría tecnológica llamada Grupo Euclides, son muy buenos profesionales y brindan calidad en todos sus servicios. Hace poco hemos implementado dynamics 2013 con ellos y estamos encantados.

    Un saludo,
    Pedro

    ResponderEliminar