miércoles, 15 de febrero de 2012

La mafia de la selección

No os llevéis a engaño, no voy a hablar de futbol ni de la roja. Me refiero a los procesos de selección de personal.
La situación actual en el mercado laboral español es bastante triste (y aún habrá que ver el comportamiento de la nueva reforma laboral), pero la verdad es que en el sector de las TIC no estamos tan mal (comparado con el de automoción o el inmobiliario).

'Le haré una oferta que no podrá rechazar' decía Marlon Brando interpretando al célebre Don Vito Corleone en El Padrino y que es, a mi entender, la frase más recordada de toda la trilogía.

No iba desencaminado Don Vito con lo de las ofertas y los rechazos. La verdad es que hoy en día cuesta mucho encontrar a personal de cierto perfil (por mucho que tengas medios propios de autopromoción de dichas ofertas). Siguen teniendo éxito los portales de empleo (Infojobs a la cabeza) aunque ahora para acceder a la mayoría de sus funcionalidades hace falta la versión Premium de pago. El caso es rentabilizar.

Decía un profesor de proyectos informáticos que tenía yo en la universidad que internet primero genera la necesidad y luego se la cobra (con los años). Es el caso del cambio que están haciendo los medios de prensa escrita hacia un modelo digital (aprovechando además el auge de las tablets) con suscriptores tras haber ofrecido gratis durante años el periódico.

El caso de infojobs es curioso dado que hay algunos filtros que antes hacían divertido buscar entre las ofertas y que se han limitado a la versión premium: el filtro del sueldo que permitía ver las ofertas con mayores emolumentos en el país (normalmente copado por dentistas, vaya usted a saber por qué...)
Pero es que además, con el pack para poner anuncios más bajo se tiene que especificar el sueldo obligatoriamente, mientras que con otros packs superiores no es necesario.

El caso de Neurona, que tras integrarse en Xing, perdió mucha de la gracia para buscar oportunidad fue un caso que LinkedIn supo tener en cuenta para aplicarse adecuadamente... Pero la parte de empleo y búsqueda avanzada sigue siendo premium. Experteer, como buscador de trabajos de alta categoría, deja pocas opciones al usuario gratuito y además le pone los dientes largos con las ofertas premium.

Todo esto te lleva a pensar que cada vez hay más distancia entre la empresa que busca un perfil y el perfil que busca trabajo, con varios posibles caminos intermedios en que se mercadea, de alguna manera, con una necesidad imperiosa hoy día como es tener trabajo.

Pero bueno, dada la eficacia del INEM y sus homólogos transferidos autonómicamente es casi normal que aparezcan alternativas privadas. Por el momento, mientras no haya medios más directos, habrá que continuar pasando por ese aro del proceso de selección privatizado.

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario