domingo, 23 de octubre de 2011

Lleno, por favor

Un hombre muy sabio dijo una vez que hay que ver el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío. La imagen que adorna este artículo nos especifica que por mucho que lo intentemos, en una situación estándar, el vaso siempre estará lleno de algo, como mínimo de aire.

El problema es la utilidad de dicho contenido. Lo que está claro es que aunque el vaso esté medio lleno o lleno completamente, si no lo está de lo que queremos nos sirve de bien poco. Pongamos un ejemplo amparado por la obviedad:

- Tengo sed.
- Aquí tienes un vaso relleno de... ¡hala! ¡relleno de aire! ¡hasta los topes!
- (mirada de odio profundo imposible de explicar con palabras)

Este planteamiento pasa cuando el que está lleno no es el vaso. Veamos otro obvio ejemplo:
- Amigorl, creo que no voyrl a beberl máshhh...
- Sí, hombre, una copita más
- No que me conozcorl y despuesh ya me olvido hasta de mi nombreeeeh

Bien, quitando lo riguroso de mis ejemplos de hoy y tras mi habitual introducción, esta situación del vaso lleno y el cliente aún más es la que se traslada al mercado de licencias de software (en concreto de herramientas de BI) actual.
La mayoría de los clientes grandes (esos que se decía que tenían dinero) tienen ya resuelta la papeleta tecnológica en todos los ámbitos del BI (y algunos previos), por lo que un fabricante que se plantee venderles licencias lo tiene muy muy muy (y algunos muys más) difícil salvo que, por razones políticas, se decida un cambio de plataforma completo (cosa que tampoco pasa todos los días).

Y he aquí el problema. El mercado de hardware ya se dio una buena torta hace un par de años con los portátiles. Todo el mundo tenía, el mercado se había saturado y las ventas cayeron una barbaridad porque al final tampoco compensa cambiarse de portátil cada año casi ni en el caso de los profesionales de la informática. Luego se 'reinventaron' con el tema de los tablets, a los que auguro un futuro efímero con su consiguiente batacazo, pero bueno, el mundo del hardware tiene una velocidad de crucero mucho más alta que el de las aplicaciones.

No obstante, ante una situación de saturación del mercado como la actual, en que sólo se venden licencias a empresas más pequeñas y muchas veces con descuentos antaño escandalosos, ¿cuándo se reinventarán los fabricantes y en qué sentido se reinventarán? ¿Habrá alguien capaz de reinventar la rueda de una forma similar a lo que hizo Apple con los smartphones? ¿El siguiente paso en la evolución del BI pasa por tener entornos de realidad virtual o de realidad aumentada? ¿Cuándo llegará el 3D en su versión directX/OpenGL en condiciones a una herramienta de BI?

Creo firmemente que estamos al final de un episodio tecnológico de un mercado que, ayudado por la crisis económica, tiene que reinventarse con una serie de ideas simples y cabales para dar un valor añadido que últimamente se añade muy poco.

2 comentarios:

  1. En cuanto a BI hace tiempo que nos dimos cuenta que como consultores, vender licencias no es nuestro problema, es del fabricante. En cuanto a servicios no creo que esté saturado el mercado, ya que, aunque asi lo crean algunos, son pocos los que tienen el BI 100% resuelto.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo que vender licencias no es el problema del consultor (normalmente) y que muchos proyectos se realizan sobre la base de una tecnología ya implantada en el cliente que, efectivamente, no tiene cubierto el 100% de sus posibilidades con BI.

    El caso es saber también de ese 100% de posibilidades cuáles realmente aportan al negocio y tienen un ROI en condiciones. Muchos proyectos no se hacen porque la relación coste/beneficio/mantenimiento es mala o malísima.

    Y de cara a hacer un proyecto, siempre es más agradecido comenzar de cero que ampliar algo existente, cosa que muchas veces sólo se puede hacer con una venta de licencias.

    ResponderEliminar