miércoles, 6 de abril de 2011

Informatría académica

Hace algunas semanas había colocado en este blog una pequeña encuesta acerca de si debía publicar artículos académicos en lugar de los habituales que suelo publicar.
A pesar de los pocos votos (tendré que regalar un jamón... o un i-jam) sorprende que la mayoría considere que los artículos de este blog sean académicos (más allá del cachondeo de la respuesta...).
Según la RAE, la definición de académico en su tercera acepción (y más adecuada por lo que parece) es:
"Perteneciente o relativo a centros oficiales de enseñanza"

No se da el caso de que mi blog se considere un centro oficial de enseñanza. De hecho, al ser un blog de opiniones y vivencias en el marco de la informática está más cerca de una escuela filosófica que de una academia. Pero es que resulta que la sexta acepción de académico es:
"Perteneciente o relativo a la escuela filosófica de Platón. "

...Que tampoco tiene que ver, la verdad, pero es más próximo, como decíamos. Lo más cerca que he estado de Platón era cuando Microsoft compró Analysis Services a una empresa con dicho nombre...
Así pues, ¿se puede considerar que un artículo como por ejemplo cubos y estrellas es académico por el hecho de especificar ciertas conductas y consideraciones a la hora de plantearse una solución arquitectónica? ¿Es menos académico el artículo de la patrona de los informáticos por su poco contenido teórico?
La gente que conozco que lee mi blog suele decir que 'se me va la pinza' pero que 'tengo más verdad que un santo' (hala, besitos y florecillas silvestres para mí) al contar sin demasiados tapujos muchos de los entresijos de la consultoría y el Business Intelligence y creo que ahí radica mucha parte de lo académico que pueda considerarse este blog.

Existen otros blogs como el de Aníbal Goicochea, el de BI Fácil o el de Chema Arce que tienden a relatar con auténtica pasión pruebas de productos, detalles de implantaciones y demás que son muy útiles (en especial debo felicitar al señor John Goodwin por su blog que me ha sacado de más de un apuro) pero encuentro a faltar blogs de contenido más liviano con el que sentirse un poco identificado en el día a día del consultor accesible al profano de estos mundos (en la medida de lo posible). Eso sí, intentaré leerlos poco que debo conservar mi imparcialidad.

Tras este rollo que tampoco venía a cuento pero que era necesario contar como justificación al resultado de la encuesta, por mucho que pueda molestar al personal (tengo tantos lectores que unos pocos miles que puedan irse no me afectarán sustancialmente...) intentaré que los artículos de Informatría Aplicada sean aplicados y no académicos en la línea editorial habitual de este vuestro blog (aplausos y silbidos, emoción desbordada y ropa interior planeando ante tamaña noticia).

1 comentario:

  1. De lo que se aprende, es que algo enseña, o algo así ¿no?

    ResponderEliminar