viernes, 10 de diciembre de 2010

Senioridad comparada

Como usuario de LinkedIn y de Xing, pertenezco a unos cuantos grupos profesionales del ámbito de la informática, la consultoría y Business Intelligence. Aunque algunos de ellos son de habla castellana, la mayoría a los que pertenezco son 'globales'.
Esto hace que reciba bastantes actualizaciones cada día en mi mail de lo que en estos grupos se discute y se dice. Y en algunos casos recibo, además, ofertas (directas e indirectas) e información sobre puestos vacantes.

La verdad es que no suelo fijarme demasiado en los trabajos de los EEUU (la verdad es que California aglutina la mayoría de las ofertas) pero hubo uno en que me fijé por un detalle, a ver si lo véis:

"Se ofrece puesto de trabajo en importante empresa del sector financiero para un consultor técnico con experiencia media (5-6 años) con tecnologías Hyperion en Pasadena. Posibilidad de Visa, costes de desplazamiento y bonus. Pago en dólares. Contactar con Foolan Eeto."

Aparte de que el trabajo fuera en Pasadena (no quiero pensar la de chistes que habrán hecho con esa ciudad...) lo que me llamó la atención fue que pagaban en dólares...
- ¡Meeec! ¡Respuesta incorrecta! Tiene el turno el jugador azul.
- Esto... ¿Lo de la Visa?
- ¡Meeec! ¡Rebote al jugador amarillo!
- Pues va a ser eso de la experiencia.
- ¡Correcto!

Efectivamente, que a un técnico con 5 años de experiencia con herramientas de BI se le considere un consultor 'medio' (por lo menos en el extranjero) me pareció impactante por el tipo de experiencia a la que estamos acostumbrados en el mercado actual.

- ¡Feliz 23 cumpleaños! ¡Ya has acabado la carrera!
- Sí, ya soy licenciado
- Haz el curso de 5 días de la herramienta de informes y pasas a ser consultor junior.
- ¡Hala!
- Mileurista, no obstante. No te vayas a pensar.

- ¡Feliz 24 cumpleaños! ¡Ya llevas un año de consultor junior!
- Uf, la de cosas que he aprendido.
- Bueno, creo que con la experiencia que tienes ya pasas a ser consultor.
- Ole ole...
- Mileurista y pico, no obstante. No te vayas a pensar.

- ¡Feliz 25 cumpleaños! ¡Ya llevas un año de consultor!
- ¿Ya puedo ser consultor senior?
- No, qué dices. Para eso tienes que tener o parecer que tienes 30. Que si no no tienes credibilidad.
- Vaya. Entonces sí que tardaré 5 años en ser senior.
- Tranquilo, que eso lo arreglamos.
- Pero mileurista, ¿no?

El caso es que con las herramientas de BI se asume muchas veces que un técnico bueno con un poco de formación está en disposición de ser un crack. Muchas veces es cierto si el proyecto lo permite.
Pongamos un ejemplo más mundano:

- Yo soy peluquera. Llevo 2 años trabajando en una peluquería.
- Ah, bien. ¿Y qué haces?
- Lavo cabezas.
- ¿Sólo?
- Sí.
- ¿Dos años lavando cabezas?
- Sí.
- Eres lavadora de cabezas senior, pero peluquera muy junior.

Con lo que en un proyecto multiplataforma multitecnología y multidisciplinar un junior con un poco de ganas en un año estará a nivel de capacidad por encima de alguien que se haya pasado 5 años haciendo informes únicamente, pero con una diferencia salarial seguramente importante.

En España, a diferencia del resto (Spain is veeery different...) la senioridad muchas veces se valora menos que la actitud (cosa con la que estoy de acuerdo) y suele entenderse como la capacidad de sacar adelante un proyecto, cueste lo que cueste. Así pues, con esta maquiavélica visión, es fácil encontrar a consultores senior con menos de un año de experiencia efectiva, con sus carencias técnicas pero con brutales capacidades de sacar adelante proyectos.

Luego nos quejaremos de que los jóvenes informáticos y consultores de hoy en día no se comprometen con el trabajo que realizan cuando se desencantan al ver sus capacidades comparadas con las de algún usaurio y no tener su nómina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario