miércoles, 1 de diciembre de 2010

El principio del general

Si hablásemos de un juego de palabras, el principio del general seguramente sería algo así como 'gen' (ja-ja-ja...), pero me estoy refiriendo a algo más a tono con las artes bélicas.

En la antigüedad, un general debía ganarse el respeto de sus hombres haciendo él primero lo que después querría pedirles a ellos. No podía pretender que sus hombres hiciesen según qué cosas si no daba ejemplo primero y siempre sería, precisamente, el primero en arriesgarse ante una misión peligrosa.

Esto provocaba en la mayoría de los casos un ascenso de algún capitán con la medalla honorífica al valor póstumo o bien que el general pudiese ganarse unas merecidas vacaciones en una granja.

Como decían en Starship Troopers 'estás al mando hasta que mueras o encuentre a alguien mejor'.

Afortunadamente en la consultoría todavía no nos matan cuando se hacen las cosas mal pero a la que comienzas a dejar de ser un consultor para meterte en las labores de gestión (pasas de soldado a sargento...) aparece el principio del general.

Este principio obliga a lo siguiente:
- A ser el primero en arremangarte si la situación lo requiere
- A ser el que mejor hace las cosas
- A intervenir no importa cómo ni dónde
- A gestionar tu tiempo de otra manera para dar servicio primero a lo urgente, aunque sea responsabilidad de tus 'hombres'.
- A montar las guardias con la tropa dando ejemplo
- Y así un largo etcétera.

Obviamente, cuando uno comienza a tener responsabilidades de gestión se encuentra con la idea preconcebida de que uno 'no está para hacer informes, eso que lo haga un junior, que uno está para las cosas importantes'.

Pero claro, ante una situación comprometida, los generales también cogerán el arma reglamentaria y pegarán unos cuantos tiros, posiblemente acertando más de una vez. La diferencia radica en la simpleza del planteamiento militar al respecto de la consultoría.

Un general de la consultoría no se plantea desarrollar porque seguramente hace mucho que no lo pone en práctica y las nuevas mejorías y funcionalidades se le han escapado: se ha podido convertir en un 'usaurio'. Aquí es cuando por muchos tiros que pueda dar, la efectividad radica en la tropa. Y de hecho, como no se plantea dar tiros aquí sí que se aplica lo que decíamos de que 'uno está para las cosas importantes'.

Llegados a este punto uno vuelve a preguntarse:
- ¡... Pero si soy jefe de equipo/responsable de área/director de proyecto! ¡Yo no tenía que pringar hasta las tantas, que ya está Pepe que es el que tiene que sacar adelante el tema de los informes!
- Ya, pero las circunstancias...
- Qué circunstancias ni qué niño muerto. Un general no se rebaja a esas actividades...
- Ejem... Sargento.
- ¿Sargento?
- Sargento
- Vaya... ¿Cómo dices que se entra en lo de hacer informes?

Es muy complicado llegar a 'general' y solemos tener una idea equivocada de los trabajos que tiene que realizar un 'sargento', aunque sea de las fuerzas especiales de asalto. El día que cuente con las estrellas de general os aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario