miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Backup? ¿Con herramientas BI/EPM?

Si busco en mi libro favorito de máximas de la informática, me encontraré la siguiente:

Un ordenador hace lo que le dices, no lo que quieres.

...Que es una máxima a tener muy en cuenta, pero la que buscaba es:

Hay dos tipos de usuarios: los que han perdido los datos y los que están a punto de perderlos.

Quitando la obviedad de que hay que hacer copias de seguridad (claro), de que todos las hacemos con cierta frecuencia (hombreeeee) y que ante un problema informático grave no perdemos más que uno o dos días de trabajo (faltaría más), yo pretendía hablar de entornos más corporativos.

Resulta que en estos tiempos que corren hay muchas compañías generando el presupuesto del año que viene (con mayor o menor jolgorio). Es un proceso importante en el que interviene mucha gente que en algunos casos son auténticos especialistas, en otros usuarios y en otros 'usaurios' (ya hablaremos de ellos en otro artículo). El caso es que con tanta gente trabajando a la vez, es fácil que alguien meta la pata y pueda llegar a estropear de tal manera los datos que deba recargarse o recuperarse su información y empezar de nuevo.

Eso no es más que un pequeño problema al que hay que enfrentarse... Pero que puede llevar horas.
Me imagino la situación:

- Hola, que soy yo.
- Ajá... Díme...
- Que he metido la pata
- Bueno, es que lo de tu hipoteca tiene tela...
- No, hombre, con lo de la planificación. Que me he equivocado con los números, he ejecutado uno de los procesos de datos y me ha quedado un churro... Vamos, insalvable.
- Ajá... ¿Y?
- Que si podemos recuperar los datos de ayer.
- Espera, que haré una llamada.
(alegres tonos de llamada a informática con música de centralita por el mismo precio)
- CAU, dígame
- Hola, que soy yo. Que un usuario ha metido la pata y hay que recuperar la información de ayer.
- Ufff. Eso va a ser duro. Para empezar hay que echar a todos, clausurar el servidor, espera como unas cuatro o séis horas que recuperemos la copia y ve avisando a todos los usuarios que lo de hoy lo han perdido.
- ¿Tú sabes la de collejas que me van a caer por eso?
- Hombre, podemos hacer una chapucilla en un servidor de pruebas y luego manualmente pasar la información y tal... Pero claro, eso no es tan fácil y tardará mucho más.
- Espera... Déjame hacer una última llamada.
(tonos un tanto nerviosos de llamada a los de siemp... digo, a los implantadores)
- ¿Dígame?
- Hola, que soy yo. Que necesitamos recuperar la información de ayer de uno de los usuarios, que ha metido la pata.
- Ajá... Díme cuál, que la cargaré directamente desde nuestra copia de seguridad online.
- ¿Copia online?
- Sí, ese proceso que se lanza cada noche y que tarda unas cuantas horas pero que nos permite salvar la papeleta rápido teniendo una copia de la última foto en una base de datos adicional.
- ¿Y cuánto tardas?
- Nada, 10 ó 15 minutos. No tienes ni que echar a los usuarios.
- Vaya... Genial, pues hazlo, por favor.

Como podéis ver, por utilizar sistemas que nos redunden en la información y que permitan su explotación online (cosa no tan extraña hoy en día con los tamaños de disco duro que tenemos (aunque sean en gigas americanos)) puede agilizar sobremanera una actuación y transformar una intervención de sistemas a nivel de hardware o sistema operativo en una simple carga de datos que puede hacer un poweruser de la herramienta... Y sin necesidad de tener un sistema de alta disponibilidad.

Por eso, mi recomendación es que siempre que podáis trabajéis en un entorno duplicado, triplicado o n-plicado que os permita ser ágiles ante la adversidad a costa de espacio en disco siempre y cuando esto sea factible de hacer con nocturnidad (pero sin alevosía) y no repercuta en un descenso del rendimiento del sistema.

Y a malas, ante el coste de los discos de un raid de un servidor, siempre se puede enchufar un disco USB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario