sábado, 23 de octubre de 2010

La gran estafa de los gigas americanos

Al leer el titular uno se pregunta qué diablos son los gigas americanos. No es que hayan nacido en Nueva York o que sean de Rio de Janeiro. Es un criterio de simplicidad.

Si recordáis cuando íbais al instituto y utilizábais la calculadora científica, a la hora de hacer operaciones trigonométricas el aparatito normalmente tenía 3 modos: DEG (grados), RAD (radianes) y GRAD (graduanes o grados centesimales).
El último caso, que no se utilizaba casi nunca, supone que un ángulo recto tiene 100 graduanes y que una circunferencia completa tiene 400 y resulta que se usa muy mucho en países anglosajones (cosa que resulta curiosa con su fabuloso sistema métrico basado en millas, pies, yardas, pulgadas, etc). Supongo que para compensar lo fácil que es, eligen la utilización de ese sistema en sus cálculos trigonométricos.

El hecho de usar grados o graduanes es lo de menos. Un ángulo recto tendrá 90 grados o 100 graduanes, pero seguirá siendo recto.
El problema radica cuando a un librepensador de una empresa que fabrica dispositivos de almacenamiento se le ocurre la idea:
- Hoy he tenido una idea
- ¿Cuál?
- Vamos a hacer discos de muchos gigas
- ¿Y eso qué es?
- Un giga son 1024 megas
- ¿1024? Jo, qué complicado. ¿Por qué 1024?
- Es que está en base 2.
- ¿Y por qué en base 2? ¿Porque tenemos dos manos? Si es por eso, usemos la notación decimal, que también tenemos 10 dedos.
- Pues ahora que lo dices...

Así, el fabricante decide hacer un disco duro de, pongamos, 100GB. Pero no lo hace de 100GB, lo hace de 100 gigas americanos, siendo un giga americano 1000 Megas americanos, un mega americano son 1000 K americanos y un K americano son 1000 bytes.
Resultado: 100GBA (gigas americanos, no game boys advances) son 100*1000*1000*1000=100.000.000.000 bytes (93,13GB).
Lo que el usuario espera: 100*1024*1024*1024=107.374.182.400 bytes

Así podemos comprobar que hay una diferencia de un 7% entre la capacidad 'nominal' del disco y la capacidad real.
A mí el que un disco tenga 100 o 93GB me da lo mismo siempre y cuando esté etiquetado con la capacidad real y la realidad es que los discos portátiles siempre están etiquetados con la capacidad en gigas americanos, lo que me parece una estafa y desde mi modesto punto de vista es exigible que los fabricantes rectifiquen los envoltorios o realmente sean rigurosos con lo que se espera en el mercado que no utiliza gigas americanos...

...Más que nada porque Windows sí es americano y al enchufar el dispositivo rápidamente queda claro que a uno le faltan unos cuantos gigas. ¿Tendrá la SGAE algo que ver en todo esto?

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario