martes, 7 de septiembre de 2010

To write or not to write, that's the question

Escribir artículos en un blog casi cada día, coger la rutina de prepararte un tema del que escribir algo medianamente interesante (aunque luego no repercuta en un número elevado de visitas) o no y poder decir que la mayoría de la gente que te lee tiene buena opinión de las tonterías de artículos que publicas en internet... No es de lo que quiero hablar.

Escribir cuentos o historias en tu tiempo libre... Tampoco.

De lo que quiero hablar es de lo que escribo. Y no me refiero al contenido, si no a la forma.

Una pregunta: ¿cuántos de vosotros escribís utilizando papel y bolígrafo (acepto cualquier utensilio similar, no obstante) todos los días?

En mi caso, desde que Microsoft inventó el OneNote las notas de las reuniones ya no son en una libreta. Quedan bien organizadas y archivadas en mi disco duro (con formatos y capacidad de búsqueda, cosa que está muy bien). Eso hace que lo que habitualmente hacía en papel y muchos días haya pasado a ser un hecho algo menos frecuente.
De hecho, si hago memoria, las últimas veces que he cogido un bolígrafo ha sido para hacer garabatos y pericotes mientras esperaba o hablaba por teléfono, no para apuntar cosas... En mi caso, creo que he conseguido que mi 'oficina' sea sin papel en un porcentaje muy alto de los casos gracias al portátil, el OneNote y la Blackberry.

¿Cuál es la cosa mala de la que me he dado cuenta? Pues que antes tenías las notas al lado del ordenador y era sencillo (depende de la letra de cada uno) de seguir cuando estabas desarrollando. Ahora, esas notas están en un área de tu pantalla que a veces es poco accesible o visible (por ejemplo como estos días, que trabajo directamente via Terminal Services a pantalla completa) y se le ocurre a uno enchufar un segundo monitor al que pueda trasladar ciertas aplicaciones para que estén disponibles a simple vista.

¿Qué conseguimos con esto? Que uno empiece a pensar para cuándo habrá un portátil con doble pantalla (no lo veo) o una pantalla portátil de bajo peso/consumo (tampoco lo veo) o una libreta que se pueda enchufar via usb al portátil (tampoco me parece a mí que vaya a encontrar un gadget así...)

Eso sí, si alguno de vosotros encuentra alguno, avisadm.
Y si en lugar de encontrarlos los inventa, quiero una parte de royalties.

3 comentarios:

  1. ¿Y que haces cuándo se te va la luz? ¿Dejas de trabajar por qué no puedes usar tus notas y mirando al infinito dices " que paren el mundo que yo me bajo aquí"? Creo que el mundo estilográfico está infravalorado...

    ResponderEliminar
  2. Laboralmente, cuando se va la luz, puedes tener un periodo de descanso muy agradable :)

    ResponderEliminar
  3. Está claro que cuándo la gente se empeña en perder discusiones, no hay que llevarles la contraria :D jajajajaja

    ResponderEliminar