jueves, 19 de marzo de 2009

Kilos, Megas, Gigas... ¿Petas?

Últimamente las capacidades de los PCs parece haberse disparado.
Haciendo una estadística de los ordenadores que he tenido en mi vida, veo clara la evolución:

- 1993: 386 dx, 40 MB de disco, 2MB de RAM
- 1996: 486 dx4, 180 MB de disco, 4 MB de RAM
- 1999: Pentium 2 266 MHz, 6 GB de disco, 128 MB de RAM
- 2003: Pentium III 566 MHz, 20 GB de disco, 384 MB de RAM
- 2007: Dual core 2 GHz, 320 GB de disco, 2 GB de RAM
- 2009: Quad Core 2,5GHz, 1TB de disco, 8GB de RAM (me lo estoy mirando)

He incluido sólo los ordenadores de sobremesa, pero si atrasas un par de años el calendario tienes la escala portátil (el portátil desde el que escribo este blog tiene 160GB de disco y 2 GB de RAM, como en 2007, aunque es de 2008). Y sí, soy pro-Intel.

Digo lo de los portátiles por una sencilla razón. Supongo que todos recordaréis que Windows Vista salió en febrero de 2007 y que en la campaña de navidad anterior, hubo una avalancha de portátiles que, aunque no estaba Vista disponible, ofrecían un vale para poder adquirirlo de forma gratuita y olvidarse de una vez del Xp.

La cosa salió mal. Y salió mal porque el mundo portátil no estaba preparado para Vista, por mucho que Microsoft se empeñara, y como ya dijimos en otro artículo, las comparaciones son odiosas y Xp se desenvuelve bastante mejor (pero bastante...) que Vista en un portátil de comienzos de 2007 (Dual core, 1GB de RAM).

¿Y quién utiliza portátiles? Pues desde hace un tiempo que está al alcance de todo el mundo, pero no hace tanto que sólo se utilizaban en ámbitos laborales y normalmente técnicos, por lo que Vista consiguió desquiciar a más de uno y hacer que Microsoft se encontrara con un muro inexpugnable.

Esta semana he montado unos portátiles dual core 2GHz, 3 GB de RAM. Windows XP volaba en ellos... Vo-la-ba. Y por primera vez me he planteado la posibilidad de instalar Windows Vista en un portátil que puede soportarlo. A ver... Sí, estamos en 2009.

Microsoft se equivocó porque no predijo con exactitud el estado de uno de los canales de venta de hardware más importantes y quiso forzar una situación que no era natural. En mi opinión, como pronto, Vista debería haber comenzado a pulular en el mundo portátil a mediados del año pasado... O comienzos de éste. O bien haber hecho una versión 'light' que pudiera correr en portátiles más modestos.

Toda esta explicación sirve sólo para preguntarse en qué piensan los fabricantes cuando desarrollan productos con ciertas necesidades de hardware y ver que por muy buena que sea la estrategia comercial, los usuarios no son tontos.

Espero que con Windows 7 tanto Microsoft como los fabricantes se hayan alineado correctamente... Y hayan hecho alguna prueba en un portátil actual (cosa que uno se planteaba la primera vez que estuvo delante de Vista en un portátil...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario