miércoles, 18 de marzo de 2009

Born to kill, built to last

Creo que esta es la segunda vez que hago alguna reseña a una película de Tom Cruise... He de reconocer que no me gusta como actor pero algunas de sus películas no están mal del todo.
Aunque me quedo con 'el último samurai' (que no deja de ser una versión de Braveheart con pinceladas de Shogun), hoy quiero hacer referencia a Top Gun.

Esta película de mediados de los 80 explica el programa de entrenamiento de los pilotos de combate de élite de la fuerza aérea americana y tiene un único protagonista: el Grumman F14 Tomcat.

Aquellos a los que les interese la aviación seguro que saben que ha tenido varias versiones, que ha estado desde 1976 en activo (ahora ya no lo está, fue retirado en 2006) y que curiosamente el ejército de Irán tiene unos cuantos (fuera de mantenimiento y sin piezas de repuesto).

Pero fundamentalmente obedece a la máxima que titula este artículo: Nacido para matar, construido para durar.

Y uno se pregunta: ¿Existe ese fundamento en informática?
Normalmente se espera que cuando se desarrolla cualquier proyecto sea 'matador'. Es decir, que solucione una o varias papeletas. Y que dure... Y mucho para que el amigo ROI sea el mejor posible.

Luego llega un día en que alguien ve algo, decide que es mejor (en la mayoría de los casos es así) y se comienza de nuevo.

Pero hay otros casos que no es así.

Algunos clientes y personajes que conozco me afirmarán que lo que lleva más tiempo funcionando es el AS400 (desde finales de los 80) y que antes que éste estuvo el IBM360. Desconozco si el 360 aún funciona en algún lado, pero sé de varios lugares donde el AS400 sigue en activo... Y lo que le queda.
También he oído que alguno de los bancos que en su día tenían un host siguen teniendo (y ejecutando) los programas que ejecutaban hace 30 años... Sólo que tienen un interfaz adicional para que el programa crea que trabaja sobre cinta en lugar de sobre un disco duro.

Estos serían los que están construidos para durar... Y nacidos para matar porque a pesar de las nuevas tecnologías, no van a cambiar... Y cada vez quedan menos personas que sepan de ello.
Resulta curioso que por primera vez en la historia, una tecnología debiera ser reemplazada por falta de gente con conocimiento que porque realmente haya una sustituta factible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario